120 internos del Centro Penitenciario de Huelva han mejorado sus competencias gracias a ‘Cultura en los Barrios’

Un total de 120 internos del Centro Penitenciario de Huelva han tenido la oportunidad de mejorar sus competencias y habilidades durante este curso gracias a las nueve especialidades que se han venido desarrollando en los últimos siete meses en el marco del programa municipal ‘Cultura en los Barrios’.

Con motivo de la finalización de estos talleres, el Centro de La Ribera está acogiendo una exposición artística realizada por los alumnos y alumnas, con trabajos que pertenecen a materias tan variadas como Marroquinería, Manualidades, Cerámica, Pintura, Bordado en Cañamazo y Electricidad del Hogar, destacando dentro de esta última especialidad una detallada maqueta de la Plaza de Toros de La Merced. Además, participantes de los cursos de Guitarra y Compás Flamenco han protagonizado una actuación en la que han tenido la oportunidad de dar muestra de su talento y del aprendizaje musical que han adquirido desde el pasado mes de octubre, mientras que las alumnas de Estética han podido llevar a la práctica las técnicas de manicura en las que se han venido formando.

De esta forma, la concejala de Participación Ciudadana, Deportes y Universidad, María José Pulido, ha podido comprobar in situ tanto la calidad de los trabajos como la gran labor de integración lograda con un programa fundamental para quienes forman parte de la vida de la ciudad, entre los que se incluyen estos internos que han tenido la oportunidad de beneficiarse de los cursos y acudir a clases una media de cuatro días a la semana.

En esta visita, Pulido ha estado acompañada por Carmela Acosta, coordinadora de esta iniciativa en la prisión onubense, que ha querido poner especialmente en valor la función terapéutica de este programa, así como su eficacia para descubrir capacidades que en muchos casos los propios participantes desconocían, lo que ha supuesto una importante forma de incentivarlos y de que puedan ver que su participación ha merecido realmente la pena.

En este sentido, cabe señalar que los monitores de ‘Cultura en los Barrios’ no solo han transmitido unas habilidades o unos conocimientos acerca de materias que pudieran ser de su interés, sino que mediante esta formación también han buscado contribuir a aumentar la motivación y autoestima de los internos, reforzando conductas positivas basadas en la responsabilidad, el compromiso, la constancia y el espíritu de compañerismo.

Por todo ello, los distintos cursos han sido valorados de forma muy positiva por todos los participantes, ya que se han convertido en un aliciente muy importante para ocupar de forma útil y saludable su tiempo en prisión, compartiendo su creatividad y aficiones con otros internos que cumplen condena en estos momentos.

De esta forma, gracias a ‘Cultura en los Barrios’, el Consistorio ha conseguido crear un año más un espacio realmente integrador en el centro penitenciario y que este programa formativo y de fomento del ocio y tiempo libre pueda ser accesible no solo para los ciudadanos que acuden a entidades, asociaciones de vecinos o centros sociales de los distintos barrios de la capital.

Finalmente, hay que destacar que la mayoría de los trabajos que integran esta muestra de la prisión onubense serán posteriormente donados a instituciones y entidades benéficas de Huelva, así como también se les dará utilidad formando parte de la decoración de oficinas, pasillos y paredes de esta institución de La Ribera.