En licitación las obras de mejora de la accesibilidad turística del Barrio Obrero

El Ayuntamiento de Huelva ha sacado a licitación -con el plazo de presentación de ofertas abierto hasta el 2 de abril- la ejecución del proyecto de mejora de la accesibilidad turística en el Barrio Obrero, una actuación que, como ha destacado el alcalde de la capital, Gabriel Cruz, “supone la primera fase de intervención para poner en valor un Conjunto Histórico muy importante para la ciudad, uno de los emblemas del Legado británico de Huelva, y; además, mejorar las condiciones de accesibilidad y embellecimiento de una zona residencial que tenemos que cualificar en beneficio de los vecinos”.

Se trata de una las actuaciones que se van a desarrollar por parte del Ayuntamiento de Huelva con el proyecto Uaditurs en el marco del programa operativo Interreg V A España Portugal (POCTEP) 2014-2020, dirigido a potenciar el turismo sostenible en el Bajo Guadiana poniendo en valor itinerarios ambientales y culturales. El presupuesto de licitación es de 375.638 euros (IVA incluido).

El proyecto técnico redactado desde la Concejalía de Urbanismo y Patrimonio Municipal se concibe como la fase inicial dentro de un proyecto faseado más amplio para la revalorización turística de este Conjunto Histórico, Bien de Interés Cultural (BIC) con más de cien años de antigüedad y uno de los principales hitos patrimoniales del Legado Británico en la ciudad.

Se busca hacer un tratamiento integral de los espacios libres públicos, calles y plazas que integran este Conjunto Histórico, unificando el espacio urbano del Barrio Obrero con un carácter peatonal y ajardinado.

Se parte de que el tratamiento actual de las calles, además de no ser homogéneo ni dar imagen de conjunto, no potencia la escena de la ciudad jardín original, pues el pavimento está formado por una plataforma de hormigón deficiente y en mal estado, que no revaloriza la trama de viviendas unifamiliares existente.

La actuación que se pretende realizar es la puesta en valor del conjunto, ordenando en primer lugar el espacio urbano, regulando las posibles zonas de aparcamiento dentro de un entorno eminentemente peatonal, con un pavimento de carácter más blando y cálido que defina las diferentes estancias y uso de este espacio.

El ámbito del presente proyecto es la circunvalación interior del barrio, cuya imagen actual, -degradada por el tráfico y el estacionamiento de vehículos- se verá mejorada con la primera actuación que engloba el acerado perimetral y posteriormente con la actuación en la calzada, consiguiendo una plataforma única con áreas longitudinales ajardinadas, acordes a la ciudad jardín que originalmente fue este barrio. Se renovarán 2.890 metros cuadrados de acerados en este ámbito.

El nuevo acerado mejorará la accesibilidad del barrio y en una segunda fase se colmatará la calzada al mismo nivel para lograr una plataforma única.

Asimismo se renovará la instalación de abastecimiento de agua, que discurrirá por la nueva zona de acerado prevista.