La Escuela de Verano del Cristina Pinedo celebra su segunda edición con la participación de 30 menores

La concejala de Políticas Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Huelva, Alicia Narciso, ha visitado hoy la Escuela de Verano Cristina Pinedo, que, por segundo año consecutivo, se está realizando en el Colegio Reyes Católicos de la capital. Una iniciativa municipal en la que están participando 30 niños y niñas onubenses con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años.

Según ha explicado Alicia Narciso, “uno de las principales características de esta escuela es que con ella promovemos la integración de niños y niñas de la barriada con otros menores inmigrantes y que padecen el síndrome de Asperger, todos ellos derivado por parte de los Servicios Sociales Comunitarios”.

La edil ha recordado que hasta el pasado año la zona del Cristina Pinedo no disponía de este tipo de escuelas de verano para los más pequeños, una oferta lúdica y formativa con la que “prestamos un servicio muy importante a una treintena de familias, a los que se les facilita la conciliación familiar en esta época veraniega.”

Los niños y niñas participantes encuentran aquí una manera productiva de ocupar su tiempo libre aprendiendo muchas habilidades. Asimismo, se fomenta la convivencia entre los menores y se les ofrece diferentes salidas y excursiones.

Asimismo, a través de dinámicas grupales y juegos tradicionales, se está tratando de fomentar valores tan importantes para el crecimiento personal como el respeto, la cooperación, el compañerismo y el trabajo en equipo, sin olvidar apartados esenciales como el deporte y el medioambiente, así como actividades relacionadas con el arte, la cultura y la solidaridad.

Los participantes pertenecen a la zona Isla Chica, cuyas familias son atendidas a lo largo del año por el Consistorio desde el centro social Cristina Pinedo.

Las escuelas de verano ofrecen a los menores que pasan los meses de verano en Huelva una oportunidad para que aprovechen lo mejor posible su tiempo de vacaciones, poniendo a su disposición los materiales, los medios y los recursos para ocupar las mañanas de forma sana y divertida, concienciando a los niños desde sus entornos más cercanos para que adquieran hábitos y actitudes de vida más saludables.

Alrededor de 500 niños de la capital, con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años, se van a beneficiar este año de las 6 Escuelas de Verano y 5 de Inclusión Social puestas en marcha desde el lunes pasado en la ciudad, una iniciativa que no sería posible sin la ayuda de diferentes entidades de la capital.