Los onubenses con TEA podrán disfrutar del cine en Aqualon gracias a la iniciativa ‘La butaca azul’

Los onubenses con Trastorno del Espectro Autista (TEA) podrán disfrutar del cine en la capital a partir del próximo 8 de febrero gracias a ‘La  butaca azul’, una iniciativa de Cines Aqualon 4K que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Huelva y la Asociación Autismo Huelva ‘Ánsares’, y que permitirá avanzar en la eliminación de barreras en actividades de ocio, en este caso adaptando los medios técnicos de la sala cinematográfica para que estas personas puedan asistir a las proyecciones de  películas.

De esta forma, como ha explicado en la presentación de ‘La butaca azul’ el director de Cines Aqualon 4K, Alejandro Cintado,  “ir al cine es una experiencia mágica y única a la que todo el mundo debería tener acceso y, por ello, nos motiva muchísimo  poner en marcha estas sesiones inclusivas donde se ajustarán las características ambientales de la sala para crear un entorno que pueda ser cómodo para los espectadores con TEA u otros desajustes sensoriales”.

Así, el objetivo de esta iniciativa, que se desarrollará el primer sábado de cada mes en horario matinal, facilitará que todos los espectadores tengan la oportunidad de disfrutar de la experiencia de ver una película en el cine con sus amigos y familiares sin que los factores técnicos supongan un condicionante para disfrutar de los últimos estrenos.

En este sentido, la concejala de Políticas Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Huelva, ha valorado muy positivamente la puesta en marcha en Huelva de ‘La butaca azul’ ya que, “por una parte se conjuga el compromiso social de ‘Ánsares’ con el compromiso empresarial de Aqualon, ofreciendo  proyecciones inclusivas y accesibles que abrirán nuevas posibilidades de ocio a las familias onubenses con niños y niñas  que padecen TEA, que a partir de ahora podrán disfrutar en su tiempo libre de una jornada de cine como cualquier otra”.

Por todo ello, el presidente de la Asociación Autismo Huelva, Agustín Jiménez, ha querido mostrar su “agradecimiento al Ayuntamiento y a Aqualon por una iniciativa que permitirá que todos nuestros socios puedan tener el mismo derecho de acudir al cine que el resto de personas, habilitando una sala especialmente para que puedan vivir esta experiencia”.

Como señalan desde esta asociación, para las personas con autismo ir al cine puede ser un desafío o resulta casi imposible ya que la oscuridad del auditorio, los cambios de luces, el volumen alto, la necesidad de permanecer sentado durante toda la película y los diferentes formatos que se dan durante la proyección son  abrumadores para las personas con diversidad funcional.

Así, el objetivo es que los espectadores de  ‘La butaca azul’ se sienten, se relajen y disfruten de las últimas películas en un espacio cómodo y amigable, libre de estrés y tensión. Para ello se adaptará el entorno, reduciendo el volumen, atenuando las luces, sin proyectar avances y solo emitiendo en 2D, así como realizando un intermedio para favorecer la concentración y facilitar la libertad de movimiento y expresión de los asistentes. Además, cabe destacar que estas sesiones también se apoyarán en pictogramas para contribuir a hacer más entendible la actividad.

En este marco, la directora de ‘Ánsares’, Manuela Martínez, ha destacado también que se trata de  “una iniciativa muy importante para nosotros porque pone de manifiesto que la discapacidad está en el entorno, no está en la persona, y por eso queremos invitar a todas  las personas a que acudan a estas sesiones”.

Finalmente, hay que recordar que  estas sesiones van a suponer dar un paso más hacia la inclusión de todos los colectivos en este espacio de ocio de la capital, ya que asistir a los pases de cine en estas salas también resulta accesible para las personas ciegas gracias a la aplicación gratuita para smartphone y tablet  ‘whatsCine’.

[], []